• Print this page
  • Email this page to a friend

Estado: Publicado

Corrupción y derechos humanos: integrando los derechos humanos en la agenda anticorrupción (2010)

131b_cover

Introducción

Integrando la corrupcionTema tabú hasta principios de los años 1990, la corrupción está ahora bajo el punto de mira y se considera uno de los mayores obstáculos para el desarrollo. Se han promulgado leyes contra la corrupción, se han negociado y ratificado tratados como la Convención de Naciones Unidas Contra la Corrupción, y han aparecido nuevos cuerpos anticorrupción. Ciudadanos de todo el mundo protestan públicamente contra la corrupción. A veces se sacan a la luz actos de corrupción y se procesan; y, de vez en cuando, se castiga a los responsables.

Éstos son logros tangibles. Sin embargo, la corrupción persistente sigue prosperando en numerosos ambientes, en perjuicio de muchos millones de personas. En vista de esto, muchas organizaciones anticorrupción examinan y revisan sus estrategias en busca de soluciones más eficaces.

El proyecto del ICHRP sobre corrupción y derechos humanos contribuye a esta búsqueda. Este segundo informe resulta de la publicación de Corrupción y Derechos humanos: Estableciendo el vínculo, un primer informe innovador con el que se desarrolló un análisis realmente imprescindible de las relaciones conceptuales entre derechos humanos y corrupción. El nuevo informe reconoce que un modelo únicamente conceptual no bastará si los derechos humanos deben convertirse en un instrumento eficaz contra la corrupción, por eso analiza el tema de la implementación en el contexto de la historia, los estándares y la práctica del movimiento anticorrupción. Así pues, proporciona un marco operacional y una herramienta práctica para aplicar los principios y los métodos de derechos humanos a programas anticorrupción locales y nacionales.

Integrating Human Rights in the Anti-corruption Agenda no aboga por los derechos humanos como una política-remedio para cada desafío afrontado por los especialistas de la lucha contra la corrupción. Más bien, analiza cuándo y cómo el uso de derechos humanos podría mejorar su actuación en ciertas áreas. Asimismo, identifica los límites del acercamiento de los derechos humanos a la lucha contra la corrupción. El informe reconoce el impacto desproporcionado de la corrupción en las mujeres, por eso presta especial atención al valor de adoptar una estrategia de género. Además trata de forma innovadora las pretendidas tensiones entre la práctica anticorrupción y de derechos humanos; y muestra cómo los profesionales de ambos campos pueden aunar esfuerzos y colaborar con eficacia en la lucha por erradicar la corrupción más arraigada.

Equipo de investigación

Documentos

Donantes